Tu carrito de compras

Vaciar carrito

Continuar comprando

AROMATERAPIA: qué es, en qué consiste y para qué sirve

 | 1 comentario

POR DRA. GABRIELA PAZ
|6 MIN DE LECTURA

La Aromaterapia ,que es el uso de aceites esenciales en beneficio de la Salud, es antiquísima. Si bien comienza como técnica terapeútica en Francia en 1928, su origen se remonta a la época de los Faraones en Egipto. Cuando abrieron la Tumba de Tutankamonn encontraron allí vasijas de alabastro con Incienso, esto sucedió en el año 1922 y había sido colocado en el año 3.000 antes de la Era Cristiana.

 Aromaterapia es el nombre que recibe la práctica que utiliza aceites esenciales en beneficio de la salud.  Los aceites esenciales se encuentran dentro de las plantas, no son la planta entera, pero tienen las mismas sustancias orgánicas que la mantienen viva.

Los aceites esenciales actúan por el olfato y la piel porque el cerebro, el sistema nervioso y los órganos sensoriales derivan del ectodermo, capa externa del embrión, de la cual también deriva la piel. Ese origen común hace que en toda la vida se mantenga una conexión íntima entre ellos.

La aromaterapia es una terapia muy antigua. La aplicación de los aceites esenciales de las plantas se ha practicado desde los albores de la humanidad, aunque no como la conocemos hoy. El quemar plantas era una práctica primitiva. El humo llevaba el aroma y los aceites esenciales volatilizados. De aquí, la palabra perfume: del latín per (mediante) y fumun (humo).

La curación primitiva se basaba en distintas prácticas rituales, así como hoy, las tradiciones chamánicas consideran que el chamán, el médico de la tribu, es el que sabe el arte de curar porque conoce a todas las hierbas y sus aplicaciones.

A través de los tiempos, desde el origen primitivo hasta el empleo actual, los aromas y las plantas han acompañado a todas las civilizaciones.

HACIENDO HISTORIA

Es imposible saber el momento exacto en el que se comenzaron a emplear las plantas con fines medicinales. Es muy probable que la ciencia de los aromas haya tenido origen en las primeras prácticas médicas de los pueblos primitivos.

Quizá, cuando el hombre aprendió a encender el fuego, las emanaciones aromáticas de ciertas hierbas hayan sido el estímulo inicial para utilizarlas en las comidas. Gradualmente, es probable que las sensaciones producidas por las moléculas aromáticas transportadas en el humo hayan generado tanto estados agradables como adormecimiento que calmaba dolores u otros malestares.

Ahumar al quemar plantas fue uno de los primeros tratamientos para alejar la enfermedad, ya que, antiguamente, se pensaba que era producida por los malos espíritus. También por esto, muchas plantas eran consideradas sagradas y se ofrecían a los dioses.

EGIPTO

Los egipcios, mucho antes que otros pueblos, utilizaron las esencias de las plantas para crear perfumes, los que en sus ceremonias ocupaban un lugar preeminente. En el Museo Británico se pueden observar vasijas de alabastro, que fueron realizadas 3000 años A.C. para contener aceites perfumados.

Así como inventaron el arte de la construcción, creando las pirámides y majestuosos monumentos para sus dioses, era un pueblo adelantado tanto para la arquitectura como para la manera en la que adoraban a sus dioses y los médicos egipcios eran sacerdotes y perfumistas.

Los Médicos eran Perfumistas y Sacerdotes en Egipto, curaban a las personas con aromas. Cuando en Francia, René Gattefossé descubrió los poderes curativos de los aceites esenciales, se inició el desarrollo de esta maravillosa técnica que parte de la aplicación sobre la piel de los aceites esenciales o por su estímulo olfatorio.

El sentido del olfato es fundamental para la vida. Cuando las moléculas odoríferas hacen contacto con la mucosa interna de la nariz, se desencadena un estímulo nervioso que da origen al nervio olfatorio que llega al cerebro y desencadena reacciones automáticas e involuntarias.

El nervio olfatorio tiene tres terminales importantes:

La corteza cerebral, donde se discrimina qué tipo de aroma se percibe; el hipotálamo, que regula la vida neurovegetativa y hormonal, y el sistema límbico donde se encuentra almacenada la memoria, memoria evocativa y sensitiva.

Los aceites esenciales puros se extraen de las plantas y se pueden aplicar sobre la piel, diluídos en aceites vehiculares o cremas. Actúan generando estados diferentes de acuerdo a sus características. Algunos aceites esenciales tienen efectos energizantes y estimulantes.

Los autores griegos y latinos han dejado descripciones del uso de los perfumes y los aceites esenciales por parte de los egipcios. Referencias en la Biblia también dan cuenta del uso de los aromas con fines ceremoniales.

“El papiro de Ebers, procedente de la XVIII dinastía, revela que los médicos egipcios tenían un completo conocimiento de las propiedades de gran número de hierbas. He aquí una receta para la inflamación de los ojos (traducida de los jeroglíficos):

Mirra, semilla del “Gran Protector”, óxido de cobre y pepitas de limón. Gálbulos de ciprés, antimonio, boñigas de gacela, vísceras de orix (antílope) y aceite blanco.” The art of aromatherapy, Robert Tisserand, año 1977.

MODERNIDAD

En el siglo XVI se obtuvieron más de sesenta esencias diferentes, momento en el que Francia se convirtió en el centro principal de la elaboración de perfumes y aceites esenciales.

Sin embargo, no fue hasta 1928 que la aromaterapia fue bautizada como tal, gracias a que René Maurice Gattefossé, mientras trabajaba con aceites esenciales en el campo de la cosmética, accidentalmente, se quemó una mano en el laboratorio. Para calmar el ardor, la sumergió en aceite esencial de lavanda y notó que se refrescaba y evitaba el dolor. Durante varios días, realizó esa práctica. Fue tal el interés que le produjo esa revelación que comenzó a estudiar las propiedades de los aceites esenciales puros y, en 1932, escribió un libro sobre el tema.

En 1938, M. Godissart fundó una clínica en Los Ángeles donde quedaron registros de tratamientos muy exitosos para distintos problemas de piel.

El Dr. Jean Valnet, médico francés, utilizó gran cantidad de aceites esenciales durante la Segunda Guerra Mundial, llegando a la conclusión de que los componentes de los aceites esenciales podían tratar heridas y otros problemas de piel. En 1964, publicó el libro “Aromathérapie, traitement des maladies par les essences des plantes”. Ed, Maloine.

Marguerite Maury, bioquímica austríaca, fue pionera en el uso de la aromaterapia combinada con masajes. Se dio cuenta de que, si bien en un comienzo encontraba el efecto del aceite esencial en la piel, también se registraban cambios en el estado de ánimo. A partir de sus conclusiones, inauguró la primera clínica de aromaterapia en Londres.

Actualmente, muchos médicos y científicos toman a la aromaterapia como una ciencia verdadera. En los Estados Unidos, la Dra. Susan Schiffman, profesora de Psicología Médica de la Duke University, ha realizado investigaciones con aceites esenciales encontrando efectos calmantes sobre la ira y la ansiedad y descubrió los efectos relajantes de algunos aceites esenciales.

La esencia de lavanda se emplea en hospitales, ya que, además de ser calmante, es antiséptica. En Japón, vaporizan con menta los ambientes de trabajo porque despeja la mente y permite más concentración.

En la Argentina, existe una corriente de profesionales del área de salud que lentamente se va acercando a esta técnica terapéutica. 

AROMATERAPIA PARA TODOS

Universo Garden Angels ha desarrollado una gran cantidad de productos de Aromaterapia. Los mismos contienen aceites esenciales puros en bases de Cremas o Aceites Vehiculares para resolver problemas, dolores o malestares habituales de una manera natural. Se utilizan por vía externa. Tanto por el olfato como en aplicaciones sobre la piel. 

ACEITES ESENCIALES CLAVES PARA LA AROMATERAPIA

MENTA PIPERITA, ROMERO, LIMÓN, LAVANDA , MANZANILLA Y MELISA

MENTA PIPERITA: La menta es una hierba aromática de la que se extrae. Un aceite que tiene la cualidad de ser refrescante y calentador a la vez. Es reconocida su propiedad YIN. Excelente para calmar la cefalea. Útil en resfríos y gripes, sobre todo en estadíos iniciales.

ROMERO: Antiespasmódico, limpia la mente de confusión, se lo considera cefálico por ésto.

LIMÓN: en bronquitis y gripe. Antibacteriano y bactericida. Tónico digestivo. Astringente. Se cree que es anti-viral.

LAVANDA: es el más analgésico de todos los A. E. Además calma al sistema nervioso. Para los dolores de origen nervioso.

MANZANILLA: es tranquilizante y antiinflamatorio. Refresca la cabeza cuando estamos enojados y esto nos provoca dolor. Ayuda a despejar la cabeza de preocupaciones. Para migrañas en período menstrual. Dolores de cabeza por exceso de trabajo o esfuerzo mental.

MELISA: aroma alimonado, bien “ herbáceo “. El nombre Melisa viene de la forma en que se nombraban las abejas en Grecia , en asturias se la llama ABEJEDERA PARACELSO la utilizaba como tonificante del cerebro y los nervios, curaba con ella la melancolía. Es una hierba de Júpiter.

 

ARMÁ TU BOTIQUIN NATURAL DE AROMATERAPIA CON LOS PRODUCTOS DE UNIVERSO

BÁLSAMOS 

Bálsamo Verde

Es una combinación de aceites esenciales puros en una base de Aceite de Almendras. Fórmula que se completa por la presencia de Vitamina “ E “. Contiene : Aceite esenciales de primerísima calidad como todos los productos de Universo Garden Angels

Bálsamo Celeste

Eucalipto, Canela, Ciprés, Tea Tree, Pino, Lavanda, Tomillo, Enebro, Sándalo y Menta Piperita. Se utiliza para la Gripe, resfríos, tos

 Bálsamo Azul

Albahaca, Hinojo, Ciprés, Manzanilla, Tomillo, Lavanda y Sándalo. Se utiliza para problemas digestivos, nauseas, tránsito intestinal lento. 

Bálsamo Lestress

 Lavanda, Geranio, Romero, Bergamota, Pomelo, Salvia y Palmarosa. Se utiliza para tensión y nerviosismo 

Bálsamo Sleep Easy  

Lavanda, Melisa, Manzanilla, Mandarina, Mejorana, Naranja, Nerolí, Tomillo y Albahaca. Se utiliza para insomnio y sueño ligero.

 

1 comentario

  • Lucia en October 28, 2019

    Hola, dictan cursos de aromaterapia?

Dejá tu comentario