¿Cómo fortalecer el sistema inmune de forma natural?

Antes de comentarte acerca de las diferentes maneras que existen para fortalecer el sistema inmune, nos parece interesante hablar acerca de dicho sistema, para que todos podamos conocer qué es, cómo funciona y otras cuestiones relacionadas.
 
El sistema inmunológico viene a ser una extraordinaria y fascinante red de células, tejidos y órganos, que en conjunto son los expertos encargados de reconocer las sustancias extrañas que ingresan al organismo, aunque, principalmente, a los microorganismos patógenos capaces de producir enfermedades (bacterias, virus, parásitos y hongos). Una vez que dicho conjunto de “soldaditos” dispuestos a salvarnos la vida han detectado a los “intrusos”, se vuelcan a la tarea de defender al cuerpo de los ataques de dichos patógenos.
 
Quizás te preguntes, pero... ¿qué órganos, células y tejidos conforman el sistema inmune? Bien, entre ellos está la médula ósea, el bazo, el timo, las amígdalas, las membranas mucosas y la piel. Por ejemplo, un ganglio que se inflama, suele ser indicador de que existe una respuesta inmunitaria activa. Enfermedades como el VIH, son capaces de destruir de manera gradual el sistema inmunitario y es allí, cuando este no puede protegernos del patógeno que ha ingresado a nuestro cuerpo.
 
Así que, en definitiva, el sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones de todo tipo. Es así que gracias a una reacción organizada, el cuerpo es capaz de atacar y destruir aquellos organismos contaminados que lo invaden.


Cómo fortalecer el sistema inmune

A continuación, te daremos algunos consejos sobre cómo aumentar las defensas del cuerpo. Son hábitos muy simples y fáciles de incorporar a tu vida, y que te proporcionarán un sistema inmunológico capaz de hacer frente a muchas enfermedades:
  • La alimentación es la clave: ¿Has escuchado que eres lo que comes? Bien, cuando se trata de las defensas del cuerpo y de fortalecer el sistema inmune, lo que comés es esencial. De manera que te invitamos a incorporar en tu dieta diaria frutas, vegetales y legumbres, que son fuente de vitaminas y minerales, las que te darán energía y te ayudarán a elevar tus defensas. Sumado a ello, procurá llevar una alimentación libre de procesados.
  • Entre los alimentos que son excelentes por su aporte y que ayudan a mantener un sistema inmune robusto, podemos mencionar los siguientes: té verde, jengibre, ajo brócoli, miel, ginseng (estimulador natural del sistema inmunológico), cebolla, limón, brócoli. Aumentá la ingesta de frutos secos, son ricos en vitamina E y selenio, lo que fomenta la producción de antioxidantes y facilita su absorción.
  • Alimentate de manera correcta, ¡y suficiente! A veces, por cuidar la figura, muchos tienden a comer poquísimas cantidades, lo que afecta la capacidad de protegerse del cuerpo. Es esencial que consumas las calorías suficientes para mantenerte fuerte y crear los anticuerpos que se necesiten al momento de luchar contra un virus o infección. Así que ya sabés, si te encontrás atravesando algún tipo de enfermedad, ya sea un resfrío o cualquier malestar, aumentar las calorías ingeridas te ayudará a recuperarte más pronto.
  • Las carnes en general, los huevos y las legumbres, también son importantes por su alto contenido de hierro, el que es fundamental para evitar la anemia. Esta, empobrece las defensas y eleva el riesgo de contraer enfermedades por la exposición a virus y bacterias.
  • Es importante que evites a toda costa los procesados, como por ejemplo productos de panadería, ya que contienen un alto porcentaje de grasas saturadas, las que no ayudan al sistema inmune.
  • Beber al menos 2L de agua por día, ayudará a aumentar las defensas del cuerpo, al mismo tiempo que eliminarás toxinas.
  • Dormir bien es fundamental: Es importante que lo hagas durante el ciclo normal del organismo, así permitirás que realice sus procesos fisiológicos normales, los que se dan durante la noche.
  • Es fundamental mantener la calma y evitar el estrés: Si te encontrás muy ansioso o estás pasando por momentos complicados, podés tomarte algunos minutos por día (de 5 a 15) para efectuar ejercicios de respiración y/o relajación. Es realmente simple y los beneficios que ello te ofrece son incalculables.
  • Fomentar la creación de Glóbulos Blancos: Para ello, tenés que activar la circulación de la sangre en tu cuerpo, lo que vas a lograr alternando agua fría y caliente al momento de bañarte. Por ejemplo, iniciás tu ducha con agua a temperatura ideal (según tus preferencias), para luego de 2 o 3 minutos, cerrar por completo el agua caliente y permitir que la fría caiga en todo su esplendor por al menos 1 minuto. Repetí 2 o 3 veces.
  • Lavate las manos con frecuencia y minuciosamente.
  • No te muerdas las uñas: Debajo de ellas hay una cantidad de bacterias y microorganismos que no querrás saber.
  • Afrontá cada día con alegría y optimismo: Sí, la buena onda sana y ayuda a fortalecer el sistema inmune. El buen humor ayuda a prevenir enfermedades.
  • Ejercitate diariamente por al menos 30 minutos: Liberarás endorfinas, te sentirás más ágil y fuerte, a la vez que estarás combatiendo de manera activa el estrés.

Cómo aumentar las defensas del cuerpo para combatir el Coronavirus

Seguramente estarás al tanto de que el COVID-19 es una enfermedad potencialmente mortal sólo para aquellas personas de edad avanzada o con patologías previas. Esto se traduce básicamente en que son individuos con un sistema inmunológico deteriorado.

Según las estadísticas actuales, en el 80,9% de los casos los síntomas son leves y las personas superan la enfermedad sin complicaciones.
 
Para poder estar fuertes frente a una potencial infección de coronavirus, podemos adherirnos a las siguientes recomendaciones de expertos:
  • Incorporar Hierro: lo hemos mencionado más arriba. Así que aquí preferimos limitarnos a contarte qué alimentos contienen hierro y que deberías consumir al menos 4 veces a la semana (alguno de ellos): lentejas, espinaca, frutillas, levadura de cerveza, pistachos, los cereales como la quínoa y el arroz integral. Claro que la carne roja también es una excelente fuente de hierro, aunque no todos la digieren bien.
  • Aumenta los niveles de Zinc: se trata de un mineral esencial para que los tejidos celulares puedan regenerarse, ¡así que es muy importante! Su presencia en el cuerpo es fundamental para que este pueda combatir bacterias y virus. Entre los alimentos más ricos en zinc están el hígado de ternera (también gran aporte de hierro), las carnes rojas, las almejas y las ostras, las avellanas y almendras, pollo, quesos y avena.
  • Vitamina B, C y D: ¡No dejes de consumirlas a través de los alimentos!

Como podés ver, fortalecer el sistema inmune de manera natural, ¡es muy sencillo! Manos a la obra.

Dejar un comentario