¿Conocés las propiedades del crisantemo?

El crisantemo es una planta muy conocida y se cultiva mucho en los jardines. Las flores de crisantemo tienen una enorme variedad de colores, formas y tamaños, además de que respeta diferentes fechas y momentos de floración durante el año, ya sea desde finales del verano hasta en los meses de invierno. Son muy apreciadas como flores cortadas para usos decorativos, o como plantas de interiores, decorando las casas y los jardines con esta hermosa planta.

El crisantemo no únicamente es muy elegido por su belleza y porque decora muy bien los espacios, sino que además, ofrece múltiples beneficios y gratas propiedades para la salud. Entre algunos de los constituyentes activos que porta esta increíble planta, podemos nombrar: aceites esenciales, adenina, colina que ejercen un efecto antipirético, carminativo, antiespasmódico y hasta tónico.  

A continuación, te contamos y desarrollamos un poco más sobre sus importantes propiedades para la salud:

- Uno de los usos más comunes del crisantemo es que sirve para reducir los dolores de cabeza y la frecuencia de migrañas o jaquecas. Es una planta buena para lo mencionado, porque tiene la capacidad de mejorar la función de los vasos sanguíneos y de las plaquetas.
- Son muy utilizados para inflamaciones y estados de gripe.
- También se suelen usar para actuar contra los cólicos en general, así como también la falta de apetito y los trastornos de la digestión.
- Ofrecen un gran efecto hepatoprotector, ya que funciona mejorando las enzimas hepáticas que cumplen con la función de detoxificar las sustancias que sean nocivas para el organismo.
- El crisantemo, además, se puede utilizar tanto internamente como externamente para tratar la conjuntivitis, ojos secos, visión borrosa, puntos en los ojos y hasta mareos.
- Indican esta planta con frecuencia para combatir los síntomas de la hipertensión.
- Con las compresas de crisantemo pueden tratarse los abscesos.
- Si se utiliza como infusión de sus flores frescas se puede obtener un buen tónico para la piel con ciertas propiedades astringentes y curativas.
- Tienen una acción antiinflamatoria, antihongos, antimicrobiano y antiviral muy interesante.
Nuestros lectores saben que algunos de nuestros productos contienen componentes con base en las flores de crisántemo.

Uso alimenticio de los crisantemos 

Las hojas frescas de algunas variedades de crisantemos como por ejemplo el Chrysanthemum coronarium, se pueden consumir como verdura o como un plato frito. En China, por ejemplo, lo que hacen es freír las hojas con un poco de ajo y luego se secan con sal y pimienta.

Los tallos tiernos y también sus hojas se pueden cocinar, para ello, las plantas de unos 20 y 40 centímetros de alto son las preferidas. Cuando está un poco más grande se deben cortar solamente los tallos de la parte de arriba, esto se debe a que seguramente los de abajo ya tengan una consistencia algo más dura y puede que no sean ideales para cocinar. Es importante elegir hojas y tallos frescos, con un aspecto sano donde no se vean partes desecadas ni decoloradas. 

A la hora de recolectar las flores hay que tener en cuenta que no estén marchitas, tienen que tener un buen aspecto y un buen aroma. La flor se corta junto a un trozo de tallo, pero luego lo que se consume son los pétalos y el resto se desecha.

¿Hablamos de sabores? Los tallos y las hojas poseen un sabor intenso y un poco amargo, con un toque muy parecido al de la menta. Mientras más desarrollada esté la planta, más amargo será su sabor. En cuanto a las flores también tienen un gusto amargo, pero muy delicado, además estas flores pueden decorar muy bien los platos a la hora de servirlos.

Tanto los tallos, como sus hojas y las flores pueden consumirse ya sea en crudo o en ensaladas. También se pueden cocinar, rehogar, escaldar, en tortillas, revueltos, tartas, en estofados o un uso como guarnición, ¡es delicioso!

El crisantemo es un vegetal muy sano y nutritivo, ya que nos aporta muchas vitaminas del grupo A, B, C y K, y minerales como el potasio, el calcio o el sodio. Además, brinda muchos antioxidantes y mucha fibra. Es bajo en calorías, grasas y como te contamos anteriormente, te ofrece importantes propiedades medicinales muy buenas para tu salud.  

Por otro lado, no podemos dejar de mencionar el “té de crisantemo”. Para preparar este té, se deben hervir las flores de los crisantemos ya sean las blancas o las amarillas y se obtiene una bebida dulce que es muy popular en Asia, en Japón y en otros países del lejano oriente. La infusión en cuestión se consume mucho porque posee un sabor rico y agradable, y porque tiene muchísimas propiedades beneficiosas para la salud. Se lo puede preparar en el hogar de una manera muy sencilla. Las cualidades medicinales de este maravilloso té son muchas, te contamos sobre algunas:

-Según la medicina tradicional China se dice que ayuda a la prevención de la faringitis y a sanar la gripe, así como también, los brotes de acné.
-Es muy efectivo para tratar el dolor de ojos que se relaciona con el estrés, la visión borrosa, la disminución de la misma y el vértigo.
-Se emplea para tratar várices, problemas de circulación sanguínea y para la arteriosclerosis.
-Para mantenerse despierto.
-Es bueno para el hígado y para combatir el colesterol.
-Calma los nervios: tiene un efecto relajante y calmante.
-También es muy bueno para el sistema respiratorio.
    

Consejos para mantener en buenas condiciones los crisantemos de tu jardín

Los crisantemos son muy elegidos como ornamento para los jardines de otoño, estas plantas ofrecen una gran variedad de flores hermosas de diferentes formas, colores y tonos, incluso en épocas de pleno invierno.

Actualmente, hay una gran variedad de híbridos de crisantemo que son muy sencillos de cultivar en los jardines, que pueden alcanzar desde 30 a 150 centímetros de altura.

Te dejamos algunos consejos que pueden ser útiles para el cuidado de tu planta:

- Podar los crisantemos: esto sirve para darle forma y volumen a la planta, también, puede ayudar a que sus tallos crezcan mucho más leñosos y firmes.
- Si querés que los crisantemos tengan un aspecto más compacto y florido, te recomendamos que los pinzes al término de la primavera.
- Prevenir y combatir las plagas: este es un aspecto al que tenés que prestarle mucha atención. Los crisantemos están muy expuestos al ataque de ciertas plagas como los pulgones, caracoles, arañas rojas, moscas blancas y babosas.
Si querés conocer más de nuestros productos con variedades de flores de crisántemo, visitanos en nuestra tienda online de Universo Garden Angels.
Y a vos, ¿te gustan los crisantemos? Ahora que ya sabés sobre sus cuidados y propiedades ...¡es buen momento para sembrarlos!

Dejar un comentario