Aromaterapia con Lavanda

La aromaterapia con lavanda tiene muchos beneficios para la salud, tanto mental como física. Pero, como sabemos que esto no basta para que le des una oportunidad, te contaremos mucho más en este artículo.
Te contaremos no sólo qué es la aromaterapia, sino también acerca de todo lo que la lavanda tiene para ofrecer y sus formas de uso.

¿Sabes qué es la aromaterapia?

Todos sabemos los beneficios que la medicina tiene para nosotros, pero lo que muchos no llegan a experimentar son las ventajas que los tipos de medicinas alternativas tienen para ofrecer. Más allá de que no se trate de una píldora o de una inyección de “rápido efecto”.

Teniendo eso en cuenta, te contamos que la aromaterapia no es más que una manera diferente de medicina, la cual se basa en el uso de materiales aromáticos y aceites esenciales, entre otros compuestos, para poder ayudar a una persona a mejorar su salud física y psicológicamente.

La aromaterapia con lavanda es de las prácticas más usadas, pero también existen otros aceites esenciales que son igualmente populares, como es el caso de la manzanilla romana, el árbol del té, el geranio, la bergamota y el cedro. Los beneficios pueden variar según el que sea utilizado.

Breve historia de la aromaterapia con lavanda

El descubrimiento de la aromaterapia con lavanda se debe a las propiedades calmantes y cicatrizantes que posee. Esta práctica terapéutica inició en el siglo XX. Se sabe que René Gattefossé, quien fue un destacado perfumista en la década de 1930, sufrió graves quemaduras por un accidente en su laboratorio y sin siquiera pensarlo, sumergió la mano dañada en un recipiente que contenía aceite de lavanda; para su sorpresa, de inmediato empezó a sentir que el dolor se esfumaba, y no tuvo ningún tipo de infección. La cicatrización se dio de una manera limpia y rápida.

¿Qué es el aceite esencial de lavanda?

No es una sorpresa que sea muy popular dentro de la aromaterapia, ya que el aceite de lavanda es el esencial más famoso en el mundo. La razón por la cual se utilizan las flores de lavanda es tanto por su aroma agradable, como por sus propiedades medicinales. Entre las cuales destaca un poderoso efecto calmante.

Esta clase de productos no deberían irritar la piel, pero, se recomienda que en el momento de uso de cualquier aceite esencial sean diluidas un par de gotas con aceite vegetal (bien sea de argán o de oliva), y para comprobar que no se es alérgico, se puede agregar un poco en la parte interna del codo.

Propiedades del aceite esencial de lavanda

Para ayudarte a entender por qué ha sido tan bien acogido por décadas, te explicaremos cuáles son las propiedades del aceite esencial de lavanda.

Se ha podido comprobar que es un gran aliado dentro de la lucha contra virus y bacterias. Por lo que se le atribuyen propiedades antimicóticas y antibacterianas.

Posee un gran efecto calmante, que ayuda a facilitar el sueño a todo el que lo necesite. También es capaz de relajar los músculos. Todo esto lo hace ideal para quienes padezcan de estados de estrés y ansiedad.

Se puede utilizar en el proceso de cicatrización de todo tipo de heridas, incluyendo las quemaduras. También, ayuda a mejorar las picaduras de insectos.

Por la parte cosmética, el aceite esencial de lavanda es utilizado en aquellas personas que desean erradicar el acné, y la dermatitis.

Este aceite esencial es también bueno para la mitigación del dolor y la inflamación, en lo que afecciones dermatológicas respecta. También es aplicable para los problemas musculares y las contusiones. Por lo que se le atribuyen propiedades analgésicas.

    Usos del aceite de lavanda

    Los beneficios que se pueden obtener de este aceite esencial son muchos, y es por ello que hemos decidido decirte cómo usarlo para que aproveches un par de ellos. Puede que termines por mejorar tu sueño, cuidar tu piel, y hasta eliminar un par de manchas que tengas en tu hogar.

    Para la ansiedad y el insomnio

    Si te has preguntado cómo usar el aceite de lavanda para los episodios de ansiedad o los problemas del sueño, es muy sencillo: tomá dos gotas de este y colocalas en tu almohada. Te aseguramos que dormirás mejor, empezando por coger el sueño rápidamente.

    En cuanto a la ansiedad, podés tomar un pañuelo que siempre lleves con vos y empaparlo con un poco de este aceite. La idea es que inhales a través de él un par de veces al día. En la tela pueden quedar manchas, por lo que quizá quieras usar uno de papel o uno que no te guste demasiado.

    Para el cuidado de la piel

    En caso de que necesites aliviar alguna quemadura, erradicar espinillas o mejorar las picaduras de insectos, lo que tendrás que hacer es tomar un algodón y aplicarle tres gotas de aceite de lavanda. Tapa la zona unos 5 minutos con él, y listo.

    Aceite de lavanda contra el dolor de cabeza

    Las personas que padecen de migrañas saben lo molestas e incapacitantes que pueden llegar a ser. Pero, ¿sabés qué?... pueden combatirse si se aplican 10 gotas de este poderoso aceite esencial, con unas 2 gotas de aceite esencial de menta, en 50 ml de aceite de argán. Con esta mezcla, se frotan las sienes, dando masajes circulares.  

    Limpieza de alfombras

    Ya te hemos hablado respecto a las propiedades del aceite de lavanda y de algunos de sus usos terapéuticos, pero debés saber que es un muy buen limpiador, gracias a su habilidad antibacteriana.

    En este caso, tendrás que mezclar la lavanda con un poco de bicarbonato. Aplicá esto en tu alfombra y dejá que actúe, como mínimo por unos 25 minutos. Luego de esto, será mejor que le pases la aspiradora sin antes sacudir o realizar cualquier otra acción.

    Este mismo remedio es ideal si lo que quieres es remover las manchas de tus colchones viejos para que estén como nuevos. Sólo que el tiempo para que actúe deberá ser de unos 30 minutos. Luego de que le pases la aspiradora, no notarás nada más que pulcritud.

    Leave A Comment