“Salta y la red aparecerá”, el valor como camino sanador del miedo.

Eclipse Lunar sobre el eje Capricornio - Cáncer.

Estamos atravesando una era guiada bajo la luz de Saturno. Por mucho tiempo este planeta fue mirado como el maléfico de nuestro sistema solar. Esto sucede porque hemos mal aprendido nuestra forma de percibir al proceso de cristalización, materialización, estructuración. Si bien, es verdad que saturno nos trae una cualidad más tangible y física, no es la única cualidad que nos trae. Dentro de las mismas estructuras naturales moran las mismas esencias que nos otorgan la vida. Si pudiésemos percibir con ojos más sensibles, podremos observar el espíritu en la materia. Muchas veces nos concentramos en ver la estructura física, olvidándonos del secreto que es cantado con cada una de las estructuras.

Capricornio es el signo del zodiaco que representa a la estructuración, la organización, el orden. Es representado como un juez, que nos dice que es lo correcto y lo incorrecto. Pero esta moralidad no nace de algo muerto, nace de la misma vida, es por eso que tiene un sentido.

Como nos hemos desconectado de la naturaleza, olvidándonos de observar a la vida con sensibilidad superior, hemos construido estructuras psicóticas, las cuales no contienen lo esencial musical, espiritual en la vida.

A veces sostenemos todo un circo de estructuras, las cuales se pueden ver bonitas o apacibles para la aceptación social. Pero la realidad, es que todas las estructuras naturales son flexibles, y se van transformando. Si pudiésemos ser capaces de evolucionar como la naturaleza lo hace, tal vez, no formaríamos estructuras tan rígidas.

En un terreno en el cual el calor del sol, el aire fresco, el agua pura, no pueden conversar con la tierra del espacio, no se posibilita la vida en esta. Muy posiblemente ni una plantita pueda crecer aquí. Es por eso, que para que las plantas puedan crecer, esta tierra debe contener vida, sentido, y corazón.

En este momento la luz solar ilumina a la luna llena, en los ejes de nuestros nodos kármicos. La luz crística, ilumina a nuestras sombras y a nuestro pasado, bajo el tinte del signo de capricornio. Es por eso, que es un buen momento para resignificar nuestras estructuras, nuestras organizaciones, y nuestros órdenes.  Además, este eclipse lunar se forma justo en el grado 13 de capricornio, por lo tanto, hay una conjunción con el planeta Plutón, y Saturno. Esto nos lleva a transformar nuestras formas. Dejamos morir aquello que ya no es más actual. Como humanidad estamos creciendo, y en este proceso nos acercamos cada vez más hacia dimensiones más elevadas. Estamos subiendo de nivel, de la tercera dimensión, hacia la cuarta, quinta dimensión. Pero para poder pasar de nivel, debemos resignificar nuestro cuerpo, estructura. Necesitamos reconocer nuestro cuerpo, entender su potencial, con su materialización, con su oscuridad, y poder utilizar a este como nuestro medio, nuestra nave para continuar viaje en este universo.

Hace dos años, comenzó esta serie de eclipses bajo el eje de Cancer-Capricornio. De este modo, nos convertimos en cangrejos. Ellos tienen la capacidad de cambiar de caparazón cuando este se convierte en uno amenazante. Del mismo modo, que nos convertimos en cabras. Ellas tienen la capacidad de poder subir las montañas con valor, dejando atrás todo lo perecedero, para poder evolucionar, entregándose a sus metas dando saltos abismales.

“Salta y la red aparecerá”. Vivir afrontando los miedos, dándonos la posibilidad del despojarnos de lo que ya no nos sirve, y apegándonos a aquello que nos permite crecer e iluminar nuestro camino.

 

Nota escrita por Maureen Tursi

Leave A Comment